domingo, 1 de marzo de 2009

Un poema de José Manuel Arango

Hay gentes que llegan pisando duro

Hay gentes que llegan pisando duro
que gritan y ordenan
que se sienten en este mundo como en su casa

Gentes que todo lo consideran suyo
que quiebran y arrancan
que ni siquiera agradecen el aire

Y no les duele un hueso no dudan
ni sienten un temor van erguidos
y hasta se tutean con la muerte

Yo no sé francamente cómo hacen
cómo no entienden

Este poema de José Manuel Arango, tomado de Poemas reunidos, donde aparecen todos sus libros publicados hasta 1997, editado por Norma en Bogotá, puede no ser el más representativo de su poética, pero tiene la ventaja de fusionar su delicadeza frente al mundo, que recogía en sus visiones del paisaje y de los sentires y sensibilidades humanas, con sus reclamos frente a la violencia de su entorno antioqueño. Grande poeta que fue, y tan perdido que ni siquiera sus amigos y antologistas –Gustavo Zuluaga, Juan José Hoys, Guillermo Baena-, en esta edición, le colocaron sus datos biográficos. José Manuel Arango nació en Carmen de Viboral, Antioquia, en 1937, y murió en Medellín, en 2002. Publicó seis libros, y cada uno de ellos es una joya, desde Este lugar de la noche (1973), hasta Montañas (1995).

3 comentarios:

psicoisapecat dijo...

Sabio poeta que cons sus versos describe con sensillez una realidad social
Una vez más, gracias por su alcance para ser meno ignorante.
Isabel Gómez

Anónimo dijo...

Gracias, Isabel.

Anónimo dijo...

De este poeta me gusta la descripcion que hace de una manera de ser que existe en cualquier lugar del mundo, perfecta la union entre realidad y arte poetico. Acertada la eleccion.