sábado, 21 de marzo de 2009

Un minicuento de James George Frazer

Otro relato, recogido cerca de Oldenburg, en el Ducado de Holstein, trata de una dama que comía y bebía alegremente y tenía cuanto puede anhelar el corazón, y que deseó vivir para siempre. En los primeros cien años todo fue bien, pero después empezó a encogerse y arrugarse, hasta que no pudo andar, ni estar de pie, ni comer ni beber. Pero tampoco podía morir. Al principio la alimentaban como si fuera una niñita, pero llegó a ser tan diminuta que la metieron en una botella de vidrio y la colgaron en la iglesia. Todavía está ahí, en la iglesia de Santa María, en Lübeck. Es del tamaño de una rata, y una vez al año se mueve.
James George Frazer, Balder the Beautiful, vol. I (1913)

[Tomado de la Antología de la literatura fantástica, de Borges, Bioy y Silvina Ocampo, Bogotá, Editorial Sudamericana, 1994, p. 187].

James George Frazer (1854-1941), nació en Glasgow y murió en Cambridge. Unos lo colocan como inglés, y otros como escocés. Es el famoso autor de La rama dorada (1890), libro madre de antropólogos y escritores. Y también del famoso Totemismo y exogamia (1910), que Freud tuvo en cuenta más adelante. De 1909, es su libro El abogado del diablo. Un motivo para la superstición, que no se sabe si Morris West lo tuvo en cuenta para escribir su novela homónima, y que luego dio paso a las versiones cinematográficas de Lumet y…

1 comentario:

psicoisapecat dijo...

Siempre apredo nuevas anecdotas con su escritos. Gracias por ser tan culto y compartir dicha virtud.
Isabel