domingo, 11 de enero de 2009

Un poema de Emily Dickinson


115

¿Qué posada es esta
a donde de noche llegan
extraños viajeros?
¿Quién es el propietario?
¿Dónde están las criadas?
¡Mirad qué habitaciones tan raras!
Ninguna lumbre flamea en este mundo,
ningún vaso rebosante de licor os espera.
¡Posadero nigromante!
¿Quién mora en estas obscuridades?

El poeta y profesor santandereano, con residencia en la costa norte por muchos años y ahora habitante de la capital colombiana, Hernán Vargascarreño, tradujo al castellano 52 poemas de los 1775 que comprende la obra completa de la solitaria, misteriosa y contestataria poetisa norteamericana Emily Dickinson (1830-1886), y él mismo los editó en libro con el título de ¿Quién mora en estas oscuridades? Título que sale del poema que he transcrito para ustedes. La edición es bilingüe, se consigue en librería y sirve para entender cómo de los oficios de la casa pueden salir pensamientos y versos que castigan la insensibilidad del ser humano. Hernán también tradujo a Edgar Lee Masters.

1 comentario:

Luisa Fernanda Trujillo dijo...

Ilustra de forma acertada la utilización de la "pregunta" sin poner en riesgo la esctructura poética.

Un ejemplo para quienes consideran que un poema no debe preguntar o explicar.