miércoles, 17 de octubre de 2012

Fallo de la I Bienal Internacional de Novela "José Eustasio Rivera"


El pasado martes 16 de octubre, en el despacho de la Alcaldía de Neiva, con presencia del Dr. Guillermo Plazas Alcid, presidente de la Fundación Tierra de Promisión, patrocinadora de la XIII Bienal y I Internacional de Novela “José Eustasio Rivera”, y de su coordinador, Félix Ramiro Lozada, se dio a conocer a la prensa y al público los resultados de esta convocatoria. El jurado, integrado por los escritores Roberto Burgos Cantor (director de postgrados de Creación Literaria de la Universidad Central y autor de la reconocida novela La ceiba de la memoria), Marco Tulio Aguilera Garramuño (residente en Xalapa, México) y Héctor Sánchez (residente en Ibagué), decidió como ganadora la novela Tríptico del desamparo, del joven autor argentino Pablo Hernán Di Marco (Buenos Aires, 1972). Y concedió dos menciones de honor, en su orden, a la novela  Antes del alba, del veterano periodista y profesor universitario Enrique Posada, y a Los asesinos, del dos veces premiado el año pasado, Germán Gaviria Álvarez, egresado del Taller de Escritores de la Universidad Central hace varios lustros. Di Marco recibirá el premio de 40 millones de pesos, más la edición de la obra, seleccionada entre 71 novelas que cumplieron con todos los requisitos de las bases, el próximo 29 de noviembre en la ciudad de Neiva.
“Me llamo Pablo Hernán Di Marco, nací en Buenos Aires el 20 de mayo de 1972. Tengo estudios en Literatura e Historia. Soy autor de las novelas Espiral, Las horas derramadas (ganadora del XXI Certamen Literario Ategua, de España) y de la recientemente premiada Tríptico del desamparo”, ha dicho el primer ganador de esta convocatoria que, al llegar a su año 26, se convirtió en el primer concurso internacional de novela convocado desde Colombia. El periodista Carlos Andrés Pérez Trujillo publicó el miércoles 17 de octubre una entrevista con Pablo Di Marco en el Diario del Huila, de Neiva, de la cual transcribo estos apartes de gran interés para todos:
¿Qué nos puede contar acerca de la novela con la que participó?Tríptico del desamparo cuenta una historia de amor entre una mujer de sesenta años y un joven de veintitantos a través de las décadas, en un viaje que nace en la Buenos Aires de los años 70' y culmina en una Venecia devastada, al borde del derrumbe.
¿Cuánto tiempo le llevó escribir esta novela?
Escribir Tríptico del desamparo me llevó aproximadamente nueve meses. El trabajo más complejo, como de costumbre, resultó la corrección, que me llevó aproximadamente dos años más. Soy muy obsesivo de mi trabajo y cada nueva lectura conduce inevitablemente a una nueva corrección, y el proceso puede ser eterno. Es muy cierto aquel dicho que dice que las novelas no se terminan, se abandonan.
El jurado destacó la universalidad de su obra, ¿su obra inicialmente fue escrita para un público cerrado o por el contrario quiso que fuera universal?
Al momento de escribir pienso en mí, y dependiendo del pasaje de la novela puedo pensar en mi esposa o en algún amigo. Pero hago esto solo como un ejercicio personal a la hora de escribir, porque jamás dejo de tener en claro que escribo para los demás. No hay nada más triste que un buen manuscrito encerrado por años en un cajón sin lectores. 
¿Cómo se inicia en el campo de las letras, cuándo descubrió que tenía talento para escribir?
Se me hace difícil responder esa pregunta. Comencé a escribir sin pensarlo, sin darme cuenta, del mismo modo que un chico deja de gatear y comienza a dar sus primeros pasos. No creo tener derecho a decir que tengo un especial talento para escribir. Sí puedo decir que amo los libros y que a la hora de escribir me esfuerzo por ofrecer lo mejor de mí y por no faltarle el respeto a los autores que admiro.
¿Usted es creador de otras obras, Espiral y Las horas derramadas, qué temática abordan estas obras y qué relación tienen con la novela ahora ganadora?
Las horas derramadas (a pesar de su diferente temática) guarda algunos puntos en común con Tríptico del desamparo: la dificultad de los ancianos para insertarse en un mundo dominado por los jóvenes y el deterioro que conllevan los años. Espiral, en cambio, es una historia muy diferente. Es una novela cargada de un humor sombrío y cínico que nada tiene que ver con las otras dos. Suelo decir, más en serio que en broma, que Espiral no fue escrita por mi sino por algún Mr. Hyde que tengo escondido en algún lado que ni yo conozco.
¿Qué opinión tiene del escritor José Eustasio Rivera que lleva el nombre de este premio?
La Vorágine es un libro clave de la literatura latinoamericana. Como los libros inevitablemente conducen a otros libros, llegué a él gracias a mi admirado Horacio Quiroga, autor de Cuentos de amor de locura y de muerte, que en más de una oportunidad definió a Rivera como su maestro y referente. Es elogiable que tantos años después los ciudadanos de Neiva se ocupen de mantener viva su obra y memoria. Para mí es un honor recibir un premio que lleva su nombre.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.diariodelhuila.com/site/index.php/cultura/27081-los-ganadores-de-la-bienal-de-novela

Iquira dijo...

Hola profesor Isaías, en el DIARIO DEL HUILA se publicó tambien la entrevista del finalista. Acá le comparto el enlace.

http://www.diariodelhuila.com/site/index.php/cultura/27080-no-creo-tanto-en-el-talento

Martha Cecilia Cedeño Perez dijo...

Estimado Isaías,
al menos en esta ocasión el jurado ha sido de calidad, cuestión que seguramente se verá reflejada en las obras ganadoras. ¿Ya estás en Bogotá? Yo estoy por aquí y me gustaría saludarte.
Un abrazo fuerte

Isaías Peña Gutiérrez dijo...

Iquira, mil gracias.

José Augusto dijo...

Muy buenas respuestas las del ganador, muestran su amor por la literatura. Dan ganas de leerlo.