sábado, 4 de julio de 2009

Un minicuento de Julio Olaciregui

No digas nada

Hay unas paredes de cal cuajada en un cuartito de hotel en Santa Marta. Colgados, como retratos olvidados por el viajero de turno, hay gemidos, palabras y promesas. El silencio pesa allí, todavía, y alguien, desvelado en aquel lugar, los identifica o los hace suyos.

Tomado de la Antología del cuento corto del Caribe colombiano, de Rubén Darío Otálvaro Sepúlveda, Montería, Universidad de Córdoba, 2008.

4 comentarios:

maruza dijo...

Isaias, ¿dónde consigo el Libro?

Me interesa porque estoy trabajando unos minicuentos.

gracias

psicoisapecat dijo...

Precioso, es Usted un mago en la elección de cuentos cortos.
Muchas gracias.
Isabel Gómez

Isaías Peña Gutiérrez dijo...

Marta,
la antología debe conseguirse en Montería, tal vez Rubén Darío te ayudara a conseguirla en la Universidad de Córdoba. Gracias.

Christie Scharberg dijo...

¡Wow!