martes, 20 de agosto de 2013

La Vorágine: 1924-2014

Andrea Vergara
El sábado 22 de abril de 1922, en Sogamoso, José Eustasio Rivera comenzó a escribir La Vorágine. En septiembre de 1922 viajó a la frontera como secretario jurídico de la Comisión Demarcadora de Límites con Venezuela, y en la población de Yavita, hacia febrero de 1923, ya escribía la tercera parte de la novela. Dos años después de haberla comenzado –siempre le gustaron esas simetrías a Rivera-, en Neiva, el 21 de abril de 1924, terminó, en familia, la primera versión de La Vorágine. Cuatro meses más tarde, el 28 de agosto de 1924, se publicó un aviso en la prensa en el que se anunciaba la aparición de la novela para un mes después. Pero Rivera demoró la publicación tres meses más debido a las correcciones que le hacía y porque quiso que apareciera en librerías el día del cumpleaños de doña Catalina Salas, su madre, el 24 de noviembre de 1924.
Esto significa que en noviembre de 2014 estaremos celebrando 90 años de la primera edición de La Vorágine. El año entrante. Mi pregunta es, ¿qué haremos los huilenses, Neiva y el Huila, para que la fecha no pase sin pena ni gloria y sirva para acrecentar y divulgar los necesarios estudios sobre un Rivera tan vigente y su obra literaria? Gobernación, Asamblea, Alcaldía, Banco de la República, Fundación Tierra de Promisión, ya nos lo dirán. Mientras tanto les cuento algo importante.
Cuando Andrea Vergara, mi ex alumna en el Taller de Escritores de la Universidad Central, terminaba en 2012 su maestría de literatura en la Universidad de los Andes, supe que había cursado con el profesor Hugo Ramírez la asignatura “Ecdótica y crítica textual”. La ecdótica (de “edición” en griego) es la ciencia que nos blinda contra la “corrupción” de los textos originales. De allí surgen las famosas ediciones críticas. Entonces, le insinué a Andrea que ya era hora de preparar, con herramientas modernas, una nueva edición crítica de La Vorágine. Y ella lo hizo con la segunda parte de la novela. Un año después ella ganó la convocatoria de investigaciones, con el mismo tema, en la Universidad Central. Esta nueva edición crítica, que estaría lista para noviembre del año entrante, compara estas variantes: el manuscrito que reposa en la Biblioteca Nacional, ediciones 1ª. 2ª., 4ª. y 5ª., las ediciones de Luis Carlos Herrera (Caja Agraria, y la de 2009, plagada de errores editoriales), Juan Loveluck (Ayacucho), y Monserrat Ordóñez (Cátedra). Se le suman los criterios y herramientas de la actual crítica textual. Será una verdadera joya –si encontramos editor- para los lectores curiosos y, por fin, tendremos –sin “corrupciones”- la novela que escribió y quiso nuestro amado José Eustasio.

(Publicado en Diario del Huila, Neiva, 17 de agosto de 2013)


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena iniciativa, maestro Isaías. Ojalá pueda llegar a buen puerto.
Pablo Di Marco

Tamara Andrea Peña Porras dijo...

¿Qué tal volver a hacer la ruta de Arturo Cova??? =)

Anónimo dijo...

Podríamos hacerla, ¿no Tamara?
Pablo Di Marco