sábado, 7 de febrero de 2009

Un cuento de Thomas Bailey Aldrich


Sola y su alma

Una mujer está sentada sola en su casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Golpean a la puerta.

Thomas Bailey Aldrich nació en New Hampshire, en 1836, y murió en Boston, en 1907. Escribió varias novelas, cuentos y poemas.
“Sola y su alma”, el cuento de hoy sábado, lo tomé de la Antología de la literatura fantástica, de Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo (Buenos Aires, Editorial Sudamericana, 1994). Algunos consideran a este cuento como el más corto de la literatura universal, aunque alguna vez Ernest Heminway prometió escribir uno más corto.

1 comentario:

psicoisapecat dijo...

Interesante la información que plasma junto con la anécdota. Propio de un maestro de la literatura como Usted.
Isabel