lunes, 28 de marzo de 2011

Un aniversario de Guillermo Bustamante

Se cumplió un año de la desaparición del escritor Guillermo Bustamante, autor de El último cartucho y El murmullo de la sangre (novelas) y de dos libros de poesía. Aunque todavía lo presiento en la carrera Séptima, donde siempre hablábamos de literatura, de política y de contribuciones, se que ya es apenas una ilusión. Trascribo un texto que me envía Leonardo Agudelo, escrito para el aniversario:

"Guillermo Bustamante: el gozo de abandonarlo todo

El gato en el Tejado

Guillermo murió en la ley del asfalto en un amanecer cerca del Parque Santander, en ese albergue llamado espacio público. Su cuerpo, abandonado sin vida y sin palabra. Lo conocí invitado al Taller de Escritores de la Universidad Autónoma, en un salón donde las sillas trazaban una media luna, él sentado con su mentón alto y mirada brillante. Una o dos veces nos cruzamos silentes en la calle, hasta un día en la cafetería de Sintrateléfonos, donde llegó con un libro de narrativa norteamericana. Ese fue el momento para romper el hielo. Enfundado en un traje descuidado, de su cuerpo, con el fuerte olor de combatiente callejero, emergió una voz profunda y singular, transparente como el rocío que apacienta sobre la hierba... Sus palabras tenían el rumor del río Magdalena, donde nació, escribió y combatió. Alternaban sus palabras una vena constante de humor y rabia que inspiró su obra El último Cartucho y lo llevó a ser el Balzac que reclama Bogotá hace 500 años. Sus cortos monólogos hechizaban a su interlocutor no sólo por la erudición, sino también por esa sabiduría teñida de humor espeso. Era un hijo de ciudad venido del campo, donde los estertores de la violencia no han dejado en paz ni a vivos ni a muertos. Con él aprendí a ver otra historia de Colombia el día que me dijo que la mejor crónica de la violencia estaba en la literatura, porque las academias habían llevado a la verdad a vestirse con el ropaje de la ficción, verdad atesorada en cuentos y novelas escritas por profesores, jueces y sacerdotes de regiones donde se enseñoreó la violencia liberal-conservadora. Un día le pregunte: ¿Guillermo, por qué la violencia no deja de correr por el río Magdalena? Allí inició el relato sobre los orígenes del paramilitarismo. Cada palabra iba coloreando un mosaico de amaneceres y sangre, mezcla de recuerdos personales, lecturas, y vivencias como periodista y escritor. A comienzos de los 80, su instinto campesino presagió que algo cambiaría indefectiblemente en la historia de la región fraguada a golpes de navegación, guerras civiles y la Tropical Oil Company, cuando oyó de labios de un asistente a una reunión cerca de Puerto Berrío, en 1982, repetir las palabras de un oficial del ejército: “Las circunstancias de la región van a cambiar y consideramos que ustedes son las personas que pueden acompañarnos en este proyecto”. Nunca había escuchado una historia donde el narrador fuera protagonista y literato, como ese sábado en la mañana cuando nos encontramos casualmente frente al centro cultural Gabriel García Marquez y tomamos un café. Sus palabras no podían quedar vacilantes en la memoria, decidí escribirlas mientras se alejaba con paso chaplinesco al Taller de Escritores. Apenas escribí nuestra conversación, supe el verdadero valor del encuentro. A la siguiente semana fui al taller y conversamos: esta vez escribí sus palabras frente a sus ojos. Al rato me pidió un aguardiente y le dije que era mejor hacer la historia sobrio. Se quedó en silencio, se levantó y, antes que su figura se desvaneciera en el marco de la puerta, dijo: “Eso de hablar de muertos sin un trago no es para mi”. Dos semanas después de nuestro primer encuentro, víspera de elecciones presidenciales, llegué temprano al café que frecuentan los sábados los asistentes al Taller. Era una mañana fría de un cristalino silencio. Guillermo no llegó. Sus pasos lo estaban llevando al asfalto y a la noche, a un parque donde se despidió del juego de la pérdida y la ganancia, en un amanecer de domingo".

sábado, 26 de marzo de 2011

Consuelo Triviño, "La creación y la crítica"

El CRIMIC es el Centro de Estudios Interdisciplinarios sobre el Mundo Ibérico Contemporáneo, que hoy tiene una sesión en París, bajo la coordinación del Instituto de Estudios Ibérico-latinoamericanos. Allí tendrá una presentación nuestra novelista colombiana, residente en Madrid, Consuelo Triviño. Pueden verlo si entran a esta dirección:
http://www.crimic.paris-sorbonne.fr/Ecritures-plurielles-actuelles,8159.html

Programa:
Institut d’Études Ibériques et Latino-américaines
Salle Delpy
De 9h30 à 12h

Elena Guichot, Universidad de Sevilla
« La marca metateatral de Mario Vargas Llosa »

Ana Gallego Cuiñas, Universidad de Granada
« El sueño literario como género : funciones y temas oníricos en la obra de Vargas Llosa. »

Pause

Mathilde Silveira, Université de Paris Sorbonne (Paris IV)
« Les théories sauvages de Pola Oloixarac : entre érudition classique et culture geek ».

Erika Martínez, Universidad de Granada
« El aforismo como género : una escritura de la discordia »

Pause repas

De 14h à 16h

"La création et la critique"
Présentation de la romancière Consuelo Triviño Anzola et lecture de textes par l’auteur.
Avec : Eduardo Ramos-Izquierdo et Elena Guichot

Débat

lunes, 21 de marzo de 2011

Murakami, el 31 de marzo. ¿Desaparecido?

El 31 de marzo, a las 6 de la tarde, en el Teatro de Bogotá, Calle 22 No. 5-66, en la segunda sesión del año, del programa "Noche de narradores", que patrocinan los programas de Creación Literaria de la Universidad Central, se hablará de dos grandes libros del japonés Haruki Murakami: Kafka en la orilla (novela) y Sauce ciegto, mujer dormida (cuentos).
Después del video sobre la vida y obra de Murakami, hablarán los expertos en el tema, Juan David Correa, novelista y ensayista, comentarista de libros del diario El Espectador, y un conocedor del lejano oriente, estudioso de la literatura oriental y de Murakami, Héctor Julio García. Al final, se hará un foro con los asistentes.
Entre las 6 y las 6:30 se da un tinto que se toma mientras se departe con los autores invitados y se asiste a la miniferia de libros y revistas que se exponen a la entrada del teatro.
A propósito, se ha rumorado que Murakami se encuentra desaparecido. Ojalá sean sólo rumores.

sábado, 19 de marzo de 2011

Concurso de crónica "Juan Rulfo"

Me envía José Luis Garcés González, escritor y director de "El Túnel", de Montería, esta convocatoria:
"El Grupo de Arte y Literatura El Túnel, de Montería, en conmemoración de los 25 años del fallecimiento del escritor mexicano Juan Rulfo (1917-1986), convoca al Concurso Nacional de Crónica Juan Rulfo, de acuerdo con las siguientes bases:
1. Podrán participar todos los periodistas o escritores colombianos inéditos o que no hayan publicado más de un libro de crónicas. Cualquier violación a esta norma, invalida la participación.
2. Los concursantes enviarán una crónica inédita, cuya temática consulte expresiones sociológicas, antropológicas o de diversidad cultural del Sinú, del Caribe, de Colombia o de América Latina.
3. Los textos pueden tener hasta 7 páginas de extensión tamaño carta, firmados con seudónimo, en tres copias totalmente legibles, en letra Arial 12, a espacio y medio, y deben ser enviados a la calle 14A Nº 3A – 39, barrio Buenavista, teléfono 3135099504, Montería, Colombia. No se aceptan crónicas por correo electrónico. Tampoco se admiten textos en desorden o con errores de ortografía o de digitación.
4. Los envíos se harán por correo certificado, aunque sean locales; no se aceptarán entregas personales de crónicas.
5. En sobre aparte deben ir la identificación del seudónimo, el título de la crónica, el correo electrónico, la dirección, el teléfono y una breve nota biográfica del participante.
6. El concurso se abre el 4 de febrero de 2011 y se cierra el 5 de mayo del mismo año. La premiación se divulgará el 10 de junio de 2011.
7. El jurado, que estará compuesto por tres personas versadas en el tema y cuyos nombres se darán a conocer el día de la promulgación del fallo, concederá tres premios: primer premio: setecientos mil pesos ($700.000); segundo premio: cuatrocientos mil pesos ($400.000); tercer premio: una colección de 20 libros de literatura.
8. No se mantiene diálogo o correspondencia sobre el veredicto del jurado o las determinaciones del mismo.
9. Los miembros de El Túnel no podrán enviar crónicas al concurso.
10. La participación en el certamen conlleva la aceptación de estas bases. Cualquier desconocimiento de alguna de sus normas, implicará la exclusión del evento. El jurado tiene autonomía para clarificar cualquier dificultad operativa que se presente.
11. Las crónicas ganadoras se publicarán en el periódico El Túnel y en otros órganos de circulación nacional.
12. Las bases de este certamen también pueden encontrarse en nuestra página web: http://www.grupoculturaleltunel.com/. GRUPO EL TÚNEL".

miércoles, 16 de marzo de 2011

Casa de Lezama Lima, Monumento Nacional

Me encuentro con un viejo boletín de prensa, del diario Gramnma, de La Habana, redactado por Octavio Borges, donde se da cuenta de la declaratoria como Monumento Nacional de la casa del gran José Lezama Lima, y no me resisto a trascribirlo, a pesar de que ya no es noticia -pero, tal vez, sí lo sigue siendo-. Lezama nació el 19 de diciembre de 1910 y murió el 9 de agosto de 1976, a los 66 años.

"La casa donde el gran escritor José Lezama Lima vivió la mayor parte de su vida, fue declarada hoy -efeméride del centenario de su nacimiento- Monumento Nacional. Abel Prieto, ministro de Cultura, junto a los premios nacionales de literatura, César López, Reynaldo González y Antón Arrufat, cancelaron un sobre de primer día en homenaje a la vida y obra del autor de la monumental novela Paradiso.
Margarita Ruiz, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, y Zuleica Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro, develaron la placa que consigna el carácter de Monumento Nacional al predio de Trocadero 162, muy cercano al Prado habanero. Ruiz destacó que la instalación atesora el legado del autor de Muerte de Narciso, sus libros y cuadros y la atmósfera de un creador que es un hito de la cultura cubana y universal.
El pintor Francis Fernández Trujillo inauguró su exposición Travesía por el mito, una colección de retratos de José Lezama Lima, todos vinculados con su obsesión por la literatura y que lo muestran en sus gestos más íntimos y recurrentes, como cuando quedaba absorto fumando un tabaco.
Los bailarines Yane Barbeto y Pedro Ricardo, del Ballet de la Televisión Cubana, presentaron un performance escénico basado en el poema homónimo "Rapsodia para el mulo", que contó con la actuación especial del actor Roberto Gacio.
El acto concluyó con una presentación musical de Teatro Mediocre del Caribe, agrupación que realiza una curiosa experimentación con las voces e instrumentos".
Ahora sí, con mayor razón, pasar por frente a Trocadero 162, se convertirá en un ritual sin falta para los visitantes de La Habana.

lunes, 14 de marzo de 2011

David Viñas (Buenos Aires, 1929-2011)

Me hubiera gustado conocer a David Viñas, o al menos haberme escrito con él, como lo hice con Haroldo Conti. Esa fue una generación de escritores con dignidad, lo cual no significa ser, necesariamente, buenos escritores. Pero ellos fueron ambas cosas. Fueron grandes escritores y con dignidad. Eso que les hace falta, hoy, a muchos escritores. Incluidos algunos Nobel.
David Viñas, el autor de novelas como Los dueños de la tierra (1958), Hombres de a caballo (1967) y de Cuerpo a cuerpo (1979), doctor en literatura, el fundador de revistas, crítico y dramaturgo, el actor de cada día y el hombre del café, murió el jueves de la semana pasada en su Buenos Aires. Lo recuerdo muy bien cuando, en 1991, le preguntaron si no era tonto o una babosada rechazar la beca Guggenheim y David Viñas respondió: "Es un homenaje a mis hijos. Me costó vinticincomil dólares. Punto". Sus hijos María Adelaida y Lorenzo Ismael fueron "desaparecidos" por la dictadura militar en los años setentas.
Viñas alcanzó a conocer la edición reciente de su novela Los dueños de la tierra en formato de cómic, de novela gráfica, una empresa que Ediciones De la Flor (Daniel Divinsky) comenzó en Argentina con Viñas y Camus.

viernes, 11 de marzo de 2011

Carpentier, Yezzed, Sánchez Suárez

Cartas a Toutouche
Alejo Carpentier
La Habana, Ed. Letras Cubanas, 2010, pp.471


Es un bello libro, porque nos da otra dimensión (complementaria) del gran e inmenso Alejo Carpentier que conocíamos. Son 138 cartas a la madre, Lina Valmont, escritas desde cuando va en el barco para París, entre los años 1926-1937, cuando ya comienza a vivir de sus escritos, de sus reseñas, críticas, crónicas, sobre libros y autores, y vive las penurias y las satisfacciones del exilio voluntario e involuntario. Es impresionante ver cómo a esa edad ya Carpentier tenía en su cabeza todo un mundo literario, musical, cinematográfico, artístico, cultural y político. ¡Y cómo escribía! La compilación fue apoyada por la Fundación Alejo Carpentier y en ella intervinieron personas como Rafael Rodríguez Beltrán (traductor y prologuista), Graziella Pogolotti, Blanca Zabala (editora)y Araceli García-Carranza, entre varios. Es el origen o el primer Carpentier, pero ya es el que conoceremos en su vasta obra narrativa y de comentarista de todas las artes, incluidas las que apenas comenzaban o las vanguardias de las mismas. Con las entretelas de sus sentimientos familiares y de sus posiciones frente al bilingüismo o la afirmación frente a su mundo latinoamericano. (Debo agradecerle el envío del libro, inconseguible en Colombia, al poeta, narrador y ensayista, director del ICAIC en La Habana, Omar González, a quien debo mi vocación carpenterista de vieja data).


Párrafos de aire
Fredy Yezzed
Medellín, Ed. Universidad de Antioquia, 2010, pp. 348.

Tiene como subtítulo la aclaración de que se trata de la Primera antología del poema en prosa colombiano, y que, por tanto, sea sale de lo normal. Es un simpático, curioso y muy serio texto sobre una categoría muy utilizada pero poco teorizada: el poema seguido, como decía Juan Ramón Jiménez. El poema con versos que se diluyen en la cadena horizontal y escritos con la intencionalidad del poema (o si no iría Rivera, también, con La vorágine, novela con tanta poesía). Pero no la prosa poética, ni tanta narrativa poetizada. Fredy Yezzed López Barón (Bogotá, 1979), o Yezzed, como creo que le decimos todos, es un poeta y cuentista, con varios premios en su haber (el del Externado, el del Ministerio de Cultura, el de Bogotá, el de la Metropolitana de Barranquilla -me ganó por un año-, con dos libros de poesía publicados, egresado de La Salle, la Javeriana, y residente en Buenos Aires, donde ganó el Macedonio Fernández de Poesía el año pasado. Él mismo tiene un libro de poesía en prosa, La sal de la locura. ¿A quiénes incluyó Yezzed en su antología? Ojo: José Asunción silva, Castañeda Aragón, León de Greiff, Rafael Maya, Simón Latino, Luis Vidales, Amira de la Rosa, Jorge Zalamea; Eduardo Carranza, Rojas Herazo, Jaime Jaramillo Escobar, Elkin Restrepo, Armando Romero, Elisa Dávila, Raúl Henao, Álvaro Miranda, Juan Manuel Roca; José Luis Garcés González, Santiago Mutis, Guillermo Martínez, Rubén Vélez, Mery Yolanda Sánchez, Gabriel Jaime Franco, Fernando Linero, Alberto Vélez, Fernando Herrera, Mauricio Contreras, Nelson Romero, Gonzalo Márquez, Ramón Cote, Pablo Montoya, Carlos Framb, Juan Felipe Robledo, John Jairo Junieles, Felipe García Quintero y Lucía Estrada. Y cierra con un mapa bibliográfico que denota la seriedad del invewstigador que también es Fredy Yezzed.


Buen viaje, General
Benhur Sánchez Suárez
Ibagué, Ed. Caza de Libros, 2010, pp.

Entre 1969 y 2010, Benhur Sánchez Suárez (1946) ha publicado una docena de libros, entre novelas, cuentos y ensayos. Algunos de ellos con reconocimientos internacioanales, como El cadáver (1975), finalista en el Premio Planeta de novela. Hace un año, en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, presentó una nueva novela, Buen viaje, General, que se convirtió en uno de los libros más vendidos por la nueva editorial, Caza de Libro, de Pablo Pardo. Tomo de la contracarátula, mientras termino de leer la novela, los datos principales de ella: "En once capítulos, dividios a su vez en cuatro planos narrativos, Benhur Sánchez Suárez nos presenta en esta novela el heroismo y la tragedia del general Tulio Varón, protagonista liberal de la Guerra de los Mil Días". Tulió Varón siempre ha sido un personaje mítico en la cultura tolimense y el novelista laboyano se propuso, a partir de un periodista que investiga la vida del guerrillero liberal, donde se mezclan la realidad y la fantasía, como sucedió en la vida real del olvidado Tulio Varón, recrear su vida para dejarla a la vista del lector contemporáneo. Creo que Buen viaje, General, de Benhur Sánchez Suárez, fue una de las más importantes novelas publicadas en Colombia. Un punto más en su reconocida novelística y en la recuperación de estos mitos que la historia oficial ha malinterpretado para borrarlos con el tiempo.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Convocatoria de estímulos del Ministerio de Cultura

Con el nombre de CONVOCATORIA DE ESTÍMULOS 2011, el Ministerio de Cultura acaba de publicar las bases para poder participar en las distintas modalidades de premios, becas, pasantías y residencias artísticas, creados en este año. Es un libro completo. Por eso, lo mejor es buscar en la página del Ministerio de Cultura y ver cuál le puede servir a uno.
La suma total de los estímulos del 2011 es de 9 mil millones de pesos. Pueden participar artistas, investigadores y gestores culturales de todas las regiones del país, y me imagino que cualquier alma errante que sepa en qué anda metido.
Este año, la oferta se amplía a 82 convocatorias, para un total de 404 estímulos que se entregan en diferentes áreas artísticas y culturales tales como música, artes visuales, teatro, danza, literatura, TV, radio comunitarias, cultura digital, periodismo cultural, bibliotecas, lingüística, antropología, patrimonio material e inmaterial, gastronomía gestión cultural, cinematografía, entre otros.
No se pueden quejar. Digo yo. El link es el de siempre:
http://www.mincultura.gov.co/ o el correo: estimulos_p@mincultura.gov.co

sábado, 5 de marzo de 2011

Concurso Metropolitano de Poesía

La Universidad Metropolitana, a través de su Extensión Cultural convoca al XV Concurso Nacional Metropolitano de Poesía:

1.- Pueden participar en este certamen todos los jóvenes noveles de nacionalidad colombiana.
2.- Los participantes deben enviar un mínimo de doce (12) poemas inéditos y un máximo de veinticuatro (24), de tema libre, en hoja tamaño carta, a doble espacio, a la siguiente dirección: Extensión Cultural - Universidad Metropolitana, Calle 76 42-78 o al Apartado Aéreo 50576.
3.- Los poemas deberán enviarse en original y dos copias, firmados con seudónimo, anexando, en sobre separado, cerrado, breve ficha biográfica del autor con información del documento de identidad y su dirección.
4.- El premio tendrá un valor metálico de $800.000.oo (Ochocientos mil pesos m/l) y dado su carácter de estímulo a la creación literaria y promoción de la poesía en el territorio nacional, dicho premio no podrá ser declarado desierto.
5.- La XV edición del presente concurso se abre a partir de la fecha, mayo 13 de 2010, y se cerrará el 31 de marzo del año 2.011.
6.- El fallo será dado a conocer el 2 de mayo del año 2.011.
Barranquilla a los trece (13) días del mes de mayo de 2010.
Emilia S. de Sáez de Ibarra
Directora Extensión Cultural

jueves, 3 de marzo de 2011

Comenzamos el ciclo N.N.

Para nosotros, en el área de creación literaria de la Universidad Central, la abreviatura N.N. no significa el soldado Numa Nigerio del antiguo imperio romano, ni al giro latino "nomen nescio" (nombre desconocido), ni a la expresión española Ningún Nombre, ni a la inglesa No Name, ni al fatal N. N., de origen en la Alemania nazi (Decreto Nacht und Nebel), usada en América Latina, sobre todo en Colombia, para referirse a los desaparecidos por crímenes, generalmente de Estado o paraestatales y luego encontrados en alguna fosa clandestina. No. Para nosotros N. N. significa, por fortuna, Noche de Narradores.
Y el lunes pasado, 28 de febrero, comenzamos nuestro ciclo N. N. del año 11 con un autor italiano muy polémico, Alessandro Baricco. Más polémico por la posición de sus detractores que por la suya propia, pues su literatura, a pesar de lo refrescante, no conlleva ninguna polemicidad. De él hablaron la profesora, ensayista, de la Universidad Central, Nancy Malaver (foto), quien disertó sobre la novela Seda, y Juan Esteban Constaín (Popayán, 1979) , profesor en relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, experto en historia y lenguas clásicas, representante destacado del grupo de narradores colombianos de la primera década del siglo XXI, autor de Los mártires (cuentos, 2004), El naufragio del Imperio (novela, 2007) y Calcio (novela, 2010), libros donde fusiona (como se dice en música) historia y ficción.
Para mí, las novelas (o las obras, como dice Andrea Vergara para no meterse en problemas de género) de Baricco poseen un rasgo que detecto a leguas: son escritas por alguien que tiene conciencia plena del lenguaje literario y de la composición narrativa, es decir, de la música y de su arquitectura. Conciencia que Baricco posee del todo porque hace rato fundó en Turín su Escuela de Escritores y el único que ha aprendido allí, es él. O, por lo menos, quien más ha aprendido, para no ofender a sus alumnos, que ya irán apareciendo. Y corre con la fortuna de ser inteligente, ingenioso, recursivo, de una gran sensibilidad, aventurado, viejo y joven, punzante, rápido y profundo, pero no mamotrético, sin que se le noten las costuras para nada. Homero, Ilíada, otra de sus "novelas" (para algo debe servir el saco roto del concepto de novela), es otra muestra de lo que trato de decir. Formidable manera para no leer a Homero, y para dejarlo sólo con la Odisea (que por algo Baricco no escogió para reemplazar).
Fue divertida esta N. N., con un Teatro de Bogotá, de nuevo, bien nutrido de público de todas las facetas, jóvenes y viejos, cultos y desprevenidos, lectores y oyentes, estudiantiles y de la bella calle 22, al lado del Faenza y del México.