sábado, 29 de mayo de 2010

Bauman, Cadenas, El Espectador


Estamos en el XVIII Festival Internacional de Poesía de Bogotá, el proyecto que Rafael del Castillo mantiene vivo a toda costa, ahora con el apoyo del Gimnasio Moderno y otras instituciones educativas, privadas y oficiales. Por eso, ayer el diario El Espectador le dedicó su sección de poesía de los viernes a uno de los homenajeados en el Festival, el venezolano Rafael Cadenas (Barquisimeto, 1930). ¡Y qué bueno que, por fin, le hayan asignado casi media página a esa seccioncita! Es que los diarios bogotanos se quedaron, hace rato, sin suplementos literarios. Y a sus dueños y a sus directores (y pareciera que a sus lectores, también) les parece normal. Aunque no deja de serlo, en un país que en los últimos 20 años, en ese sentido, regresó a la caverna.

En las mismas páginas, se anunció un premio que me ha alegrado. El Premio Príncipe de Asturias en Comunicación y Humanidades para el pensador y escritor polaco Zygmunt Bauman (1925), compartido con Alain Touraine (1925). Ojalá viéramos escrito algo sobre Bauman (foto) en las áridas páginas de nuestros pobres diarios. (O si no, nos tocará ir a La Ñ, Página 12, Babelia, El Mercurio, La Nación, incluso los de los vecinos más próximos, que cualquiera de ellos es mejor...).

1 comentario:

Otto Gerardo dijo...

Maestro Isaías:creo que desnuda muy bien la triste función de los medios masivos escritos de contribuir a empobrecer la esfera de pensamiento y cultura de pueblo colombiano. Quizás todo se deba,como afirma, a un acompañamiento en coherencia con los regimenes que han estrechado la vida política del país, donde los ejercicios de la crítica y la reflexión implícitos en el arte son mal tolerados