domingo, 16 de noviembre de 2014

Homenaje en vivo a J. M. Coetzee

Por una rara decisión del ser humano, los homenajes a los hombres deben hacerse después de muertos. Entonces, se suelen gastar más palabras en panegíricos inútiles, sin temor a herir a nadie. Los muertos no responden, no oyen, no rechazan.
En esta ocasión, como en algunas de las novelas de J. M. Coetzee, el dilema fue resuelto a favor de la vida. Y el homenaje a su obra y a su rectitud de hombre público, se hizo entre el 11 y el 13 de noviembre, en Adelaide, Australia, ciudad donde reside en el límite entre la ciudad y el campo. Inició el movimiento de organización el Centro de prácticas creativas, que lleva el nombre del Nobel  de Literatura del 2003 y que fue fundado hace dos años por el escritor y profesor australiano Brian Castro, de la Universidad de Adelaide, y se le unieron casi una veintena de universidades e instituciones culturales. Atendieron el llamado 62 ponentes, de los cinco continentes, entre escritores y profesores universitarios. Con ellos hicimos lo que se llamó "Travesías. J. M. Coetzee en el mundo". Un coloquio parecido al que hicimos en la Universidad Central de Bogotá en 2013, pero en proporciones gigantescas en este caso, incomparable.
Acá sólo quiero reseñar los títulos que los organizadores le dieron a los módulos como se dividió el coloquio, porque puede ser útil para quienes deseen acceder a la obra literaria de ese novelista que muchos consideramos el mejor narrador del mundo en este momento, con el respeto que todos nos merecen.
Día 1: Plenaria: Coetzee y la filosofía. Sesión 1: grupo 1: Modernismos, 2: Foe y Elizabeth Costello, 3: Coetzee y la filosofía. Sesión 2: grupo 1: Autobiografía, 2: Identidad y forma, 3: Estilo y forma. Plenaria: La infancia de Jesús. Al cierre de este día, como es su costumbre, Coetzee hizo una lectura literaria, y el profesor Jonathan Lear, de la Universidad de Chicago, habló de la novela Esperando a los bárbaros.
Día 2: Plenaria: Sobre la novela La infancia de Jesús. Sesión 1: grupo 1: Lenguaje y traducción; 2: Ética y posthumanismo; 3: Música, matemáticas y forma. Sesión 2: grupo 1: Teoría sociopolítica; 2: Perdón y reconciliación; 3: Ficción y realidad. Plenaria: Los archivos de Coetzee, con la participación del legendario David Attwell, de la Univerisdad de York, quien fue de los pocos que llegó a entrevistar a fondo a Coetzee a finales del siglo pasado (Doblando el Cabo), y con la fotógrafa Sharon Zwi, autora del afiche del evento, que reúne 25 fotos del autor para contar su vida de la niñez a la vejez con sus caras.
Día 3: Plenaria: Coetzee y Francia. Sesión 1: grupo 1: Sobre Desgracia; 2: La vida de los animales; 3: Coetzee en Asia. Plenaria: Los intertextos. Y cerró el evento uno de los organizadores, el profesor y novelista Anthony Uhlmann, de la Universidad de Western Sidney.
Al final, se pasó la película Desgracia, se lanzó un nuevo libro de Coetze,  Tres historias (incluye uno de los cuentos leídos en la Universidad Central en 2013), y Coetzee agradeció a Adelaide su hospitalidad. Había asistido, como un buen estudiante, a todas las sesiones que no se cruzaban. Humildad, prudencia, sabiduría, generosidad, eso es, entre tantas cosas, el nobel que recibió este homenaje en vida y en vivo. Por Latinoamérica asistió Colombia, la Universidad Central de Bogotá. (Adelaide, 16 de noviembre, 2014).


1 comentario:

Maria Elena Lorenzin dijo...

Gracias Isaías. Ha sido un gusto tenerte por aquí. Tu entusiasmo por la obra de Coetzee me ha contagiado. Ahora, con tiempo, me pondré al día.