viernes, 3 de diciembre de 2010

Pino, Premio Bienal de Novela

Se entregó anoche en la ciudad de Neiva, en el Centro de Convenciones, el fallo de la XII Bienal Nacional de Novela “JOSÉ EUSTASIO RIVERA”. Transcribo a continuación el acta del jurado, que quiero destacar por su redacción y responsabilidad literaria -que no suele advertirse en las actas de los premios o concursos en la actualidad (pienso, adivino, que se debe al esmero del jurado, escritor, Jorge Guebelly):

"Juzgar es una actividad intelectual que no excluye el riesgo, más aún cuando se trata de elegir textos literarios. En la apreciación de muchos conocedores de la evolución estética del género narrativo novela, las posibilidades creativas se han ampliado de manera ostensible con el paso de los años. En el marco de la XII Bienal Nacional de Novela “José Eustasio Rivera”, ha concurrido un número alto de participantes, con diferentes grados de calidad literaria, como suele suceder con todo certamen competitivo.
Con el fin de establecer criterio de selección en el presente caso, el Jurado tomó en cuenta los parámetros indispensables que deben integrar una buena obra narrativa: lenguaje, estructura, verosimilitud, personajes, argumento, tensión y cierto aporte novedoso contenido en algunos de los tópicos antes aludidos.
Considerados los trabajos presentados al concurso, después de un prolongado análisis y un debate riguroso, sustentado con argumentos por parte de cada uno de los jurados, se ha llegado a la siguiente conclusión:
Por su estructura sugestiva, su lenguaje enmarcado en el espacio de lo contemporáneo, su posibilidad lúdica, la intención sutil y deliberada de solucionar el argumento de una manera ingeniosa, se concede por mayoría el premio a la obra El juego de Archer, firmada con el seudónimo Constantino Black.
El Jurado consideró oportuno incluir, por unanimidad, los tres títulos que, por sus méritos literarios y estéticos, constituyen piezas valiosas de la novela contemporánea en Colombia: El libro de los infiernos, firmado con el seudónimo Claudio M.; Tolstoi o el arrepentimiento, firmado con el seudónimo Juana de Cusa, y Rizos, firmado con el seudónimo Arcano.
Los integrantes del jurado se permiten expresar una voz de felicitación a la “Fundación Tierra de Promisión” por el empeño consagrado a difundir cultura en la región y en el país. En virtud de la calidad de las obras enviadas a la presente convocatoria, amerita ser ampliado el límite al contexto de Bienal Internacional.
Se firma como aparece, en Bogotá, D. C., el 23 de agosto de 2010.

(Fdo.)YEZID MORALES RAMÍREZ ,
(Fdo.)GUILLERMO MARTÍNEZ GONZÁLEZ,
(Fdo.)JORGE GUEBELY ORTEGA ".

Abiertos los sobres, los escritores ganadores fueron:
Adrián Pino Varón (foto), de Chinchiná, Caldas (1972), más conocido como poeta hasta el momento de ganar la Bienal; José Manuel Palacios Pérez (seudónimo: Joseph Avski), nacido en Medellín (1980), criado en Montería, egresado de la Maestría de El Paso (Texas); Hernán Estupiñán, escritor y periodista boyacense (Socha, 1962), premiado en España en 2008, pasó por el Teuc hace varios lustros; y Jairo Restrepo Galeano (Lérida, Tolima, 1951), antropólogo y escritor, autor de varias novelas, profesor del pregrado de Creación Literaria de la Universidad Central de Bogotá.
El premio de la Bienal de Novela José Eustasio Rivera, que patrocina la fundación Tierra de Promisión, dirigida por el estadista huilense, Guillermo Plazas Alcid, patrocinador de muchas causas culturales, consiste en 40 salarios mínimos y la publicación de la obra (foto de la portada).

No hay comentarios: