viernes, 6 de marzo de 2009

Rocinante en Quito

“Mira, esto es lo que queremos mover ahora”, me dijo en Quito el escritor Raúl Pérez Torres. Y me pasó una revista de 84 páginas, a color, con formato de libro de bolsillo y muy bien diseñada. Rocinante, así se llama la revista, es un órgano masivo de la Campaña Nacional Eugenio Espejo por el Libro y la Lectura, que en Ecuador promueve el gobierno y la empresa privada desde hace algunos años. La campaña ha sido inmensa y ya tiene muchos libros circulando, puestos en las manos de los muchachos y el lector común. La preocupación ha sido lector y lectura, es decir, el sujeto y el objeto. Una relación que crece cada día más, aunque los medios sean diferentes.
Rocinante, en su número 2, de diciembre, con una presentación muy ágil y enterada de la cultura de todo el mundo, viene con un informe sobre la literatura para niños y sus problemas; Santiago Páez y Le Clezio hablan de sus libros; Oscar Wilde figura como el clásico del día; Iván Egüez (1944) publica otra novela, Imago, dentro de la Campaña Nacional Eugenio Espejo, y Pedro Artieda habla de su nueva novela; Diego Cornejo Menacho gana el Premio Joaquín Gallegos Lara 2008 con su novela Miércoles y estiércol, publicada por Alfaguara, y Savater incursiona en la novela policíaca con pura filosofía. Y una cosa importante, la Librería Studium, fundada en 1991, en boca de su fundadora, Emma Chiriboga, dice que “Así como van al zoológico, los niños deben concurrrir a las librerías”. Rocinante va bien, sin dudas, ojalá no deje de salir. Para cerrar nos entrega los 10 pasos que se deben seguir para la lectura en línea con Google.
La revista la dirige Iván Egüez, narrador, poeta y ensayista ecuatoriano, con una obra de reconocida trayectoria.

No hay comentarios: