miércoles, 12 de noviembre de 2008

Kanaka, hijo de Melville


Deja muchas sensaciones, la lectura de esta novela, Kanaka, de Juan Bautista Duizeide (foto). En 126 páginas, el narrador va emergiendo poco a poco hasta encontrar y darnos por sorpresa su identidad. Puede haber sido un “bastardo” y haber tenido las naves del mar (una goleta o un bergantín, una fragata o un falucho) por domicilio y por las mejores universidades de la vida; ser un asesino obligado y el hijo del padre fugitivo que persigue por las islas –el hijo desconocido de Melville-; puede haber sido el hombre solitario que indaga por el destino y el que se asombra y acompaña con su lirismo acomodado las riberas de aguas dulces y saladas, el que, en fin, luego de perder sus nombres fue llamado Kanaka: “Despectivamente, solían llamarnos kanakas, el nombre que en los Mares del Sur damos a la gente, a toda la gente. Kanakas sucios, nos decían, kanakas ignorantes, kanakas flojos, kanakas mentirosos…”. El traslado a la isla prisión, la salida de ella y las etapas anteriores de su vida, proponen una especie de extraña singladura que corre (navega) pareja a la estructura de la novela, que embruja y atrapa en una lectura rápida.
El mundo del hombre en el mar –Duizeide se graduó como piloto de naves mercantes y recorrió todos los mares antes de dedicarse al periodismo y a escribir literatura-, pareciera más intenso y más extenso que cualquier otro. Así lo siento en esta bella novela, Kanaka, ganadora del Premio Julio Cortázar de Novela Corta (2004), editada por Alfaguara Argentina, la siguiente a otra ganadora del Premio Leopoldo Marechal de Novela Breve (2003), En la orilla (que como título me hace recordar a En vida, de Haroldo Conti). Duizeide estuvo en Bogotá a finales de octubre, en el Simposio Internacional de Literatura, De viajeros y destinos, organizado por la Universidad Central. Kanaka fue seleccionada como ganadora por un excelente jurado: Luisa Valenzuela, Mario Goloboff y Carlos Bernatek.

3 comentarios:

adióspues dijo...

Está bien activo el blog tromaes. Lo actualiza cada nada. Siga así.

Isaías Peña Gutiérrez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

¿Dónde puedo conseguir la novela?